DESACELERACIÓN INDUSTRIA

Ya suena el run-run de la desaceleración económica

Fábrica

La industria manufacturera baja su actividad, ya que la producción y los nuevos pedidos disminuyeron en medio de indicios de deterioro de las condiciones del mercado y los efectos del coronavirus

Juan Martínez Baragaño | 08/03/2020 - 12:19h.

El Sector Manufacturero Español esta reduciendo su actividad industrial por primera vez en los últimos años por la menor demanda tanto nacional como internacional, especialmente agravada por la crisis mundial del coronavirus.

La crisis del coronavirus está afectando negativamente a la industria española debido al parón total de China, que es la mayor fábrica del mundo.

Del mismo modo, la industria sufrió recortes de empleo por segundo mes consecutivo, mientras que también hubo menor actividad comercial y los niveles de stocks y material almacenado se ha ido reduciendo paulatinamente. Esta reducción se ha concluido en base a que las empresas no están relevando las jubilaciones por personal joven que se incorpora al mercado laboral.

Mientras tanto, de los precios se han reducido en los pagos por los insumos, mientras que las empresas redujeron sus tarifas por primera vez en cuatro meses, esto lo han hecho para intentar alcanzar sus objetivos comerciales, ya que hay menor demanda.

Se trata de la primera reducción de la producción en más de cinco años y medio. La producción se redujo principalmente en respuesta a la caída de los nuevos pedidos recibidos tanto nacionales como internacionales.

Además, la industria ha hecho estos tiempos de recuperación económica fuertes inversiones para aumentar su capacidad de fabricación, lo que ha hecho que ahora se dispone de mayor capacidad que demanda, por lo que se ha notado directamente una menor actividad industrial y ligera disminución de los precios.

La industria también ha optado por reducir el nivel de abastecimientos y centrarse en minimar sus stocks propios de productos semielaborados y materias primas, siempre que les fue posible.

Hay un problema importante al haberse interrumpido la actividad industrial en China, ya que se han retrasado o directamente anulado la mayoría de los pedidos de la industria a China, lo que esta provocando serios problemas de abastecimiento, hasta el punto de parar la producción debido a no tener materias primas y semielaborados suficientes para producir y entregar los pedidos en plazo y forma.

La industria ha pivotado hacia otros países que se han beneficiado enormemente de la crisis china del coronavirus, como la India o Turquía, pero hace que los pedidos se ralenticen debido a que requiere fases previas de homologación de proveedores nuevos, estudios de alternativas formas y vías de transporte, ensayos y test de calidad de los proveedores, etcétera.

Antes de la llegada del coronavirus, la industria era optimista para los siguientes meses, ya que había una gran cantidad de planificación de entrada y desarrollo de nuevos productos, las nuevas campañas de marketing y publicidad, y la expansión esperada en nuevos mercados apuntalaron la confianza con respecto a los próximos doce meses, pero la crisis mundial del coronavirus hace rebajar las previsiones de crecimiento.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad