EDICIÓN #17 | NOVIEMBRE-DICIEMBRE

Lo que la pandemia nos ha traído. El nuevo puesto de trabajo digital

Lo que la pandemia nos ha traído. El nuevo puesto de trabajo digital

Esta digitalización del puesto de trabajo, que ya se venía realizando lentamente en los últimos años, se ha acelerado y ha cogido velocidad de crucero debido a la pandemia, y se nos presenta, sin duda, como una gran oportunidad para que nuestras empresas ganen en competitividad y eficiencia.

Jorge Enríquez Rodríguez, High Corporate Account Manager S.Reg Norte Vodafone | 23/11/2020 - 10:15h.

Una de las frases más repetidas en nuestro país durante los últimos meses, a raíz de la llegada de la COVID19, es que la vida y nuestra manera de trabajar ya nunca más será igual. Desconozco o, mejor dicho, no me atrevo aventurar, los cambios que la pandemia va a producir en sectores como la cultura, la construcción, las finanzas, la energía... pero lo que sí me atrevo a asegurar, casi con total rotundidad, es que el puesto de trabajo para una gran cantidad de personas que hasta hace unos meses estaban acostumbradas a desplazarse diariamente a sus oficinas ya no volverá a ser lo mismo. Los cambios impuestos de alguna manera por la pandemia han venido para quedarse en la mayoría de los casos.

En los últimos meses gran cantidad de empresas se han visto obligadas a realizar drásticos cambios en la manera en que sus trabajadores desarrollaban sus tareas para asegurar que la actividad siguiera funcionando a pleno rendimiento. Para ello se han dotado de toda clase de herramientas tecnológicas que han permitido a sus empleados el poder teletrabajar desde ubicaciones externas a sus oficinas tan dispares como sus domicilios, segundas residencias, hoteles rurales, etc., siendo en muchos casos el poder acceder a una buena conexión de internet el único requisito demandado por la empresa. Palabras hasta ahora desconocidas o poco usadas como Zoom, Skype, Webex, almacenamiento en la nube, escritorio remoto, Office 365, Gsuite, red privada virtual...se han convertido en parte de las conversaciones del día a día tanto con los compañeros de trabajo como con nuestros amigos y familiares. Esta digitalización del puesto de trabajo, que ya se venía realizando lentamente en los últimos años, se ha acelerado y ha cogido velocidad de crucero debido a la pandemia, y se nos presenta, sin duda, como una gran oportunidad para que nuestras empresas ganen en competitividad y eficiencia.

En este sentido, animo a todas las empresas a consolidar y a seguir impulsando este cambio de paradigma en el puesto de trabajo. La tecnología que habilita el teletrabajo está lo suficientemente madura para permitir una ejecución remota de las tareas de manera efectiva y segura. Además, los trabajadores están preparados y deseosos de esta actualización de sus puestos de trabajo. Recordemos además que España es uno de los países con mejores infraestructuras de telecomunicaciones del mundo, y muy probablemente el mejor de Europa, por lo que tenemos unos buenos cimientos para seguir fomentando y evolucionando el nuevo puesto de trabajo digital. Los beneficios que ya se están obteniendo son tanto para los trabajadores como para las propias empresas. Entre los beneficios para el trabajador podemos destacar el ayudar a la conciliación familiar y personal tan necesaria en nuestros días, un aumento del rendimiento tal y como numerosos estudios ponen de manifiesto, un ahorro económico derivado de los desplazamientos y las dietas, etc. Por parte de las empresas podemos destacar un aumento de productividad, un menor absentismo, un ahorro de costes en la gestión de las oficinas y, seguramente, el más importante una mayor felicidad e involucración de sus empleados al poder hacer un mejor uso de su tiempo y sentir que la empresa confía en ellos.

Una gran oportunidad para Asturias

La llegada masiva del teletrabajo es también una gran oportunidad para convertir Asturias en un referente del teletrabajo tanto a nivel nacional como internacional. Características de nuestra región como son la alta calidad de vida, nuestros paisajes y naturaleza, el clima templado, la gastronomía, nuestro sistema sanitario, opciones de turismo y ocio, etc....están apoyadas por unas telecomunicaciones de primer nivel y que en breve se verán increíblemente mejoradas y potenciadas con la llegada del 5G, especialmente en los núcleos rurales. Estas cualidades, bien gestionadas y publicitadas al exterior, podrán posicionar a Asturias como un destino referente del teletrabajo capaz de atraer trabajadores remotos e inversiones.

Como todo asturiano sabe, la inversión empresarial en nuestra tierra encuentra limitaciones debido a varios motivos como pueden ser nuestra orografía, comunicaciones limitadas, inversiones públicas que se han reducido en los últimos años...pero en este caso la tecnología juega en nuestro favor ya que ninguno de estos es un impedimento para poder convertir Asturias en el paraíso del teletrabajo. El trabajo a distancia representa adicionalmente una oportunidad de oro para que muchos jóvenes, y no tan jóvenes, que han salido de Asturias en busca de una oportunidad de trabajo que aquí no encontraban, puedan retornar no solo para la alegría suya y de sus familias, sino también para contribuir al mismo tiempo al crecimiento de nuestra economía regional y a la mayor cualificación de nuestro mercado laboral.

Jorge Enríquez Rodríguez

High Corporate Account Manager

S.Reg Norte Vodafone

Deja tu comentario
publicidad
publicidad